En la sala de cine

Una día como tantos, en una de esas tardes del lluvioso agosto en el que ambos decidimos no ir a clase porque estábamos bastante aburridos de la monotonía del sistema educativo, por lo que decidimos irnos al cine, cuál película vimos, no lo recuerdo, pero sí sé que que lo que hicimos superó en creces…